¿Qué estás buscando?
Inicio    Centro de Atención Telefónica Santillana    Encuentra la oficina Santillana en tu estado   
Blog

Más artículos:

Conozca el ABC DEF de la Reforma Educativa 2017
La organización del tiempo en la calidad de vida
Cansancio mental, señales y cómo combatirlo
Convivencia escolar y dinámicas para favorecerla

Trabajo de las emociones en el aula

Fecha: 29 Mar 16     Autor: Yeni Dalida Miranda Coronel      Nivel: Primaria

Como personas, nos encontramos integrados por varias áreas: “El ser humano es a la vez, físico, biológico, psíquico, cultural, social, histórico” (1) es por esto que dentro del aula es un deber docente tener en cuenta todos los aspectos para llegar a una educación integral.

Partiendo de la definición de Maturana,: “Las emociones son disposiciones corporales dinámicas que están en la base de las acciones y que toda acción humana se funda en una emoción: “(2), podemos identificar la importancia para obtener los mejores resultados dentro del aula, al ser conscientes que mientras más complejo es un ser vivo, más sensible ante los hechos y perceptivo ante el dolor, podemos reflexionar sobre la fuerza generada en el ser humano e identificar las ventajas en el fortalecimiento de los procesos cognitivos, “no hay acción humana sin una emoción que la funde como tal y la haga posible como acto.”

Según Humberto Maturana R. (3) Identificando la fuerza de una emoción en el proceso enseñanza aprendizaje, apoyaremos a los niños a lograr los retos diarios y de vida.

Otras investigaciones realizadas por Salovey y Mayer (1997), Goleman (1998), Fernández Berrocal (2009) confirman la importancia de la atención en las competencias socioemocionales y han demostrado la capacidad de resolución de conflictos como un elemento de éxito en la trayectoria de vida.

Actualmente la inteligencia interpersonal e intrapersonal adquiere relevancia por los impactos indiscutibles que tiene en la creatividad y en el logro de metas y objetivos en los seres humanos, ya que en la comprensión y el trabajo de las emociones es posible interactuar con los demás y consigo mismo. Cuando el docente aprovecha esta herramienta los alcances en el aprovechamiento se reflejan en avances importantes.

Dentro de los aprendizajes fundamentales, el trabajo con las habilidades emocionales debe empezar en edad temprana. “La escuela es el espacio vital donde se manifiestan las habilidades […] indicativas de grandes retos emocionales” (4)

Uno de los libros dirigidos a alumnos de educación primaria llamado “Entre todos, habilidades para la vida” ( Ed. Santillana) fortalece el autoconocimiento, el manejo emocional, el aprovechamiento emocional, interpretación de las emociones y el manejo de las relaciones personales impactará en la formación de ciudadanos responsables y resilientes.

Al identificar en las emociones, el impulso para las acciones y el tiempo en que un ser humano está motivado para tal o cual tarea, siendo directamente proporcional a la enseñanza, las actividades destinadas nos brindarán productividad en el aula.

Sin embargo de la misma forma en que podemos beneficiarnos del gran potencial, también, en la misma proporción y forma, el dejar a un lado la comprensión de esta área, limitará sobre manera el potencial de los estudiantes, tal y como se ha comprobado en diversos estudios con los alumnos al enfrentarse con las matemáticas, en donde la generación de la angustia causa una resistencia por el aprendizaje, transformándose en apatía. (5)

Ante esta realidad, podemos concluir: Las emociones, afectan directamente los procesos metacognitivos, dado que se involucra la autoevaluación, el conocimiento y la aplicación en el aula nos brindará un ambiente escolar óptimo para los procesos cognoscitivos.

Dentro de la teoría constructivista el sujeto aprende a través de la acción y para actuar se requiere una experiencia para adherir nuevas alternativas o seleccionar nuevos caminos a partir de los ya vividos, así la exigencia para hacer andamiaje entre conocimientos previos y nuevos serán representativos si logramos asirlos con emociones positivas.

Es importante, establecer entonces el justo nivel de exigencia para alcanzar los retos, mediante actividades especiales para desarrollar Habilidades para la vida.

En cada edad se recomienda el trabajo con una habilidad, entre los 9 y 10 años, trabajar empatía y solidaridad apoya en las habilidades sociales entre los 11 y 12 años la resolución de conflictos que aplicados en un “taller de emociones” les permite afrontar las situaciones a futuro.

Estimado maestro te exhortamos a colaborar con los alumnos para descubrir su gran potencial con las herramientas que Santillana ha creado para ti.

Acerca del Autor:

Yeni Miranda fue docente durante 15 años en primaria, secundaria y preparatoria. Con estudios de licenciatura en administración de empresas turísticas por Instituto Politécnico Nacional y Maestría en educación por colegio de Estudios Superiores de la Ciudad de México. Participó en el Programa Nacional de Actividades Culturales y Artísticas para la Educación Primaria. Fue Promotora de Lectura Infantil y Juvenil en Santillana durante 6 años y consultora especialista en Literatura del 2013 a noviembre de 2015.

Bibliografía


(1) E. Morín (2002, pp 2

(2) Maturana (1990 y 1992)

(3) Ibáñez, Nolfa. LAS EMOCIONES EN EL AULAEstudios Pedagógicos [en linea] 2002, (Sin mes). Clic aquí

(4) Entre todos, habilidades para la vida, Libro de recursos del profesor Ed. Santillana.

(5) http://www.cibem7.semur.edu.uy/7/actas/pdfs/489.pdf

 

Comparte este artículo

 

Comenta este artículo